¿Son Dioses los artistas?

Se nota que hay artistas que nunca crecen.

Kevin, con 52 años, creía que aún era adolescenteHay personas que creen que su juventud es para siempre y que, cual Dios mitológico, la inmortalidad forma parte de su esencia.

Tal fue el caso de Kevin Dubrow, quien a sus 52 años murió por una sobredosis y fue encontrado seis días después del hecho.

Esto me hace pensar en la cantidad de artistas que, habiendo tenido fama y dinero, mueren y se les encuentra, generalmente, días y días después. ¿Qué, ya no tienen amigos?

Cobain demostró que era un dios deprimido Kurt Cobain fue hallado varios días después, con su cabeza destrozada por una shot gun, Jim Morrison murió solo en su casa (aunque esa es la versión que dio Pamela, su novia, en aquel entonces), Brian Jones, en su piscina, también solo.

Y la lista es interminable: Janis Joplin, Bon Scott, Michael Hutchence, Sid Barret

Todos ellos aclamados mundialmente, dioses virtuales de la humanidad, todos solitarios en el último y más importante momento de su vida, su muerte.

Pero, ¿hasta qué punto es culpa de ellos? ¿No tendremos nosotros, los fanáticos, algo de crédito también?

Janis, otra diosa con pies de barroCuando sale un nuevo disco de nuestra banda favorita, vamos corriendo a comprarlo, inclusive antes de haber tenido la oportunidad de escuchar siquiera un tema de prueba, llevándonos luego una notoria decepción (me pasó personalmente con “In through the out door” de Led Zeppelin). Pero no nos importa, porque tal o cual banda son los dioses para nosotros, somos incondicionales.

Esta es una de las razones por las que ellos, los artistas, tarde o temprano se creen intocables, más bien tocados por algún rayo de luz divina, cual Calígula. Y lo peor de todo, es que nosotros lo creemos también.

Creo que va siendo hora que despierten, y despertemos de este sueño opiáceo, y nos demos cuenta de que nadie, ni siquiera esos “monstruos” de la música están por encima de las leyes naturales. Inclusive ellos mismos pueden tener una vida tanto o más miserable y aburrida que la de nosotros, los “mortales”.

diciembre 17, 2007 · Posted in Opinión  
    

Comments

5 Responses to “¿Son Dioses los artistas?”

  1. Francisco on marzo 30th, 2008 12:51 pm

    Esto sería un fenómeno bastante interesante para investigar, y no es broma: el fenómeno fan sobre el artista, y no sería sencillo puesto que habría que tener muchos aspectos en cuenta: sociológicos, históricos, psicológicos del artista… Lo cierto es que es triste que gente como Jim Morrison se crean dioses cuando éste como cantante además de malo ni si quiera afina bien (puedes odiar a Bisval, pero su técnica, su voz es bastante mejor que la que fue la de Morrison, además de que Bisval por lo menos afina). Hay que tener en cuenta que tener acceso a muchas chicas y drogas desde jóven, quizás no produzca una madurez emocional adecuada. Pero las discográficas lo dan todo por los fans: crean una imagen y eso les vale para vender millones. Ni si quiera hace falta que la imagen sea un buen músico. Músicos buenos hay a patadas, y bastante mejores que los más famosos del mundo mundial, pero en la cultura de la imagen lo de menos es la música o el músico. La multinacional que se hace de oro gracias a el artista y un sesudo equipo de marketing; el artista solo es la víctima de un negocio, como lo son los fans que consumen música pensada para vender mediante la moda. Lo curioso es que, la superstición que había hace 4000 años y a lo largo de toda la historia, en el siglo XXI, siglo de las comunicaciones, la ciencia y todas esas cosas, se sigue adorando a personas que mean y cagan, nacen, crecen se repducen y mueren, como si fueran dioses. Pero el negocio discográfico y la moda es más efectivo en crear dioses que la tradición del pueblo egipcio por ejemplo hace 4000 años o el maya hace otros tantos miles. El emperador, rey….lo que sea según la cultura, era presentado al pueblo como un dios, si en épocas remotas hubieran tenido la posibilidad de hacer posters y camisetas con la cara del emperador, hubiera sido tremendo (a mediados del siglo XX dictadores como Stalin supieron usar esta publicidad). Pero el pueblo sin embargo era libre para odiar en privado al que le oprimía, que era tan humano como cualquiera. La moda no hace libre para elegir, sino que invita a adorar desinteresadamente. En fin, que lo mejor es disfrutar de la música, si un artista se suicida, tú vive con la conciencia tranquila, porque hay 800 millones de personas en el mundo que mueren de hambre, y otras que llegan al suicidio por problemas más gordos que una sobredosis o una vida vacía por tanto lujo y sexo, el problema es que esas personas son anónimas porque no producen dinero a una empresa. ¿Alguien se ha parado a pensar que si no existieran los posters o el merchandeising, solo el soporte de audio (el CD) la música sería completamente distinta? Música y estética van asociadas. Lo bonito del rock es que, empezó de la nada, y gracias a sus batallas (cientos de conciertos para darse a conocer, conciertos en bares de mal a muerte, véase por ejemplo AC/DC) fueron cautivando al público. Ahora ocurre al contrario: la discográfica ficha y crea el producto, lo moldea según cree que será buen negocio. Quién quiera comprobarlo, puede ir a cualquier revista sobre música, incluidas las revistas sobre heavy en las que aparecen chavales con kilos de makillaje disfrazados de zombies postapocalípticos sedientos de sangre y con tachuelas y otros complementos metálicos por todas partes; incluidas las poses faciales que piden venganza. Cada imagen en su estilo, pero con una discográfica detrás persiguiendo los mismos objetivos, que se resumen en: forrarse el bolsillo. -No adorarás falsos dioses- pués un mandamiento para un amante de la música debe ser -adorarás solo la música del músico, no al músico que no le conoces, es tan humano como tu y vete tu a saber qué parte de la canción es original propia y qué parte es una intención comercial de los productores. Fíate de tus oidos, no de los posters, camisetas y demás.

  2. jim morrison on abril 26th, 2008 12:05 am

    jim morrison es el mejor es mi rey lagarto el poeta del disturbio te amo jim donde quiera q estes o te vere en el otro mundo si moriste nooo no lo hiciste solo regre saste a casa

  3. jim morrison on abril 26th, 2008 12:09 am

    jim te amo pronto sere como tu estoy trabajando en eso para ser como tu apenas tengo 15pero lo lograre

  4. Luigi on abril 26th, 2008 12:57 am

    OE NO JODAN
    PARA MI

    JIM MORRISON, JANIS JOPLIN, BON SCOTT, JIMI HENDRIX, ETC. SON DIOSES

    ELLOS HICIERON HISTORIAAA, PIENSEN POR PRIMERA VES ESTUPIDOS!!
    ELLOS APORTARON A LA MUSICA, SIN ELLOS NO HUBIERA EXISTIDO EL ROCK PSICOLICO, EL HEAVY METAL, ETC. ELLOS SON LOS MEJORES Y NUNCA CAMBIARAN ESO.

    Y QUE VIVA MORRISON Y HENDRIX!
    LOS QUE HICIERON HISTORIA DE VERDAD!

    no como esos regetoneros que ni saben tokar ningun instrumento y se bajan un programa dj y listo. eso es una burla.

  5. hashy on abril 30th, 2008 3:59 pm

    Los vemos como dioses porque murieron jóvenes, en la flor de la vida musical, y todavía quedándoles mucho por ofrecer y componer, y cuando mueres joven te endiosan, idealizan. Y si fueron los precursores de nuevas tendencias mejor, y si no los hemos llegado a ver nunca en directo, mejor todavía. Pero seamos realistas, si siguieran vivos tendrían 70 o más años, habríamos presenciado su decadencia, y serían maestros de la música, por sus años de experiencia y conocimientos, pero nunca dioses, aunque tambien hayan hecho historia, por supuesto. Tenemos muchos ejemplos… algunos de ellos ya son hasta patéticos, otros por fortuna, son bastante dignos y siguen haciendonos flipar. Todo depende del cristal con que se mire. A pesar de todo, VIVA JANIS JOPLIN!!!!