Crónica del concierto de Eric Sardinas en Madrid, noche del más auntentico Blues y Rock&Roll

Eric Sardinas Madrid 2008

Grandísimo concierto el dado anoche por este hombre, Eric Sardinas, en la sala Copérnico de Madrid, genial guitarrista y cantante al cual todavía no habíamos tenido la oportunidad de escuchar en directo. Un tipo de esos que en el primer tema sabes que es un tío auténtico, y que para uno, después de verle se le hará inconfundible tanto por su estilo como por esa noche especial que pasamos disfrutando del concierto que nos hizo sentir, un tío que hace que la música te llegue, al igual que el flamenco, el blues es una estilo con mucho de dentro, con mucho sentimiento y Eric Sardinas es un bluesman en toda regla que hace que lo sientas desde el primer minuto y primeras notas de la noche.

Prevista la apertura de puertas para las 20:30, había poco personal a esas horas. Pero pasada más de media hora y una vez dentro ya, la gente seguía siendo escasa, haciendo presagiar un concierto tranquilo, en una sala más bien pequeña, idónea eso si para la ocasión, no sólo por el tamaño sino por la acústica, un concierto que pintaba íntimo, disfrutando sin agobios. Pero la cosa cambio y al igual que el cielo de Madrid esa misma tarde-noche, y gota a gota iban entrando cada vez más personas que hicieron que la sala se llenará con más de una hora de espera.

Como con una hora de espera ya no nos podíamos ir de nuestras posiciones cogidas a primera hora, justo donde se podría Eric Sardinas, ya me entendéis ni para mear ya te movías de allí por no tener que montar todo el pifostio para volver al mismo lugar, aunque llena la sala nos encontrábamos a gusto todo hay que decirlo, pero sigue siendo un pifostio igual estar yendo y viniendo.

Como digo, situados justo donde Eric Sardinas cogería posiciones, junto a su micro pudimos echar un vistazo a su set de pedales entre los que podéis apreciar en las fotos del concierto un

Set pedales Eric Sardinas

Dunlop Univibe (creo que trémolo), un Tubescreamer, dos pedales de expresión uno de wah y el otro la verdad es que no se muy bien lo que hacía con él cuando pisaba con sendos pies los dos a la vez a ambos pedales, entre otros cuantos, pero en todo caso llenos de mierda, si de mierda, vamos que el set ya tenía más batallas que la ostia, ceniza, cerveza derramada,guitarra eric sardinas hacía de ello como dos bloques bien consolidados a base de actuaciones y montones de intensas noches, al igual que sus guitarras resofónicas características de este artista, guitarras medio quemadas, muy desgastadas, con partes negras, llenas de cicatrices, unas guitarras más curtidas también en mil batallas y conciertos sin las más mínimas contemplaciones… Un instrumento que le hacen interpretar desde un blues acústico de lo más personal y sentido hasta el rock más cañero contundente o el Rock&Roll más movido (el que hace que dejes de estar parado).

Bueno el momento llegó, después del bajista y batería y con presentación del de la “chistera” (manager o encargado de llevar al grupo supongo, chupa de cuero larga y desgastada y chistera tipo peli del oeste) al más puro estilo americano, salió Eric Sardinas con su guitarra, slide en ristre, en el meñique por toda la noche, su extravagante traje, de mangas anchas abiertas,Eric Sardinas Madrid 2008 pantalones de campana, estampados diversos etc… y por supuesto con su inconfundible sombrero, eso si, esta vez sin serpiente disecada al frente desafiante, sombrero que le hacen ocultarse del público en los momentos más íntimos de algunas de sus interpretaciones, sombrero grande a lo vaquero, pero que echamos de menos no fuese más a lo mexicano para que nos diese un poco de sombra y nos librase de ese infierno de focos que teníamos en frente nuestro justo detrás de él y que nos lo hicieron pasar muy mal. Si el parecía un vaquero nosotros en ocasiones parecíamos indios con la mano encima de los ojos para que no nos deslumbrase el sol del desierto, en este caso los focos jajajaja os daréis cuenta de estos focos en más de una fotos, por no decir la mayoría.

Empezó la cosa en acústico pegando su guitarra al micro para que se escuchase y después de unos momentos del más puro blues acústico rompió ya con sonidos duros que sacaba de su cabezal rivera, crem de la crem, y pantalla Marshall ya acompañado del batería y el bajo. Podéis ver este primer tema que del concierto en este vídeo Eric Sardinas.

Online Videos by Veoh.com

Con un impresionante ritmo se fueron sucediendo temas, alternando entre temas acústicos con guitarra pegada al micro y temas acústicos sin nisiquiera estar pegado al micro, con tan sólo el sonido que sacaba de sus guitarras, pidiendo, el propio Eric Sardinas, lo que era necesario para la ocasión, el silencio a la sala, que obediente hacía caso para que se pudiesen escuchar los sonidos más verdaderos del blues en sus orígenes. Un os temas claramente enraizados en los comienzos de esta música en el delta del Mississipi, claramente a lo Charlie Patton, Muddy Waters o Bukka White entre otros, nos hacían imaginar estar en otro lugar. Temas, estos acústicos, a pelo, que interpretó en la mayoría de ocasiones sin batería ni bajo.

De estos temas cabe destacar, el que se marcaron en este caso con batería y bajo los tres en acústico, con el propio batería golpeando con los palos en el escenario y el micro, Eric llevando la voz cantante y tanto bajista como batería los coros y una armonía de voces que hicieron un momento especial con una sala Copérnico abarrotada totalmente expectante y boquiabierta.

Online Videos by Veoh.com

Dicha sucesión de temas se veía entrecortada por verdaderas bombas de ritmo eléctrico, que ya en los últimos compases nos hicieron despegar los pies del suelo para bailar a frenéticos ritmos de R&R y Rock&Roll en toda regla. Un Eric Sardinas enérgico, se movía, bailaba, taconeaba llevando el ritmo con los golpes de tacón que daba sobre el suelo de madera del escenario de la sala Copérnico, daba vueltas como llevado por ese demoledor ritmo que tenía y sacaba el mismo de sus guitarras, hacía vibrar al público y sentir toda esa energía y que nos metiéramos de una manera total en lo que es sentir el blues es su puro estado.

Online Videos by Veoh.com

El regalito de la noche una canción que Eric había compuesto y todavía no está editada ni sabemos si se editará, que dedicó al publico asistente de Madrid con mucho afecto y que interpretó a pelo con guitarra, un tema hondo, que en un momento tuvo que cortar por algún problemilla hasta que paro de reirse, risa que le entro provocada por la situación, así como por los vitores de la gente, que estaba deseando romper a aplaudir y agradecérselo después de un buen rato en silencio. Tomando todo con verdadera naturalidad, como es el ejemplo de unas cuantas veces que se le desengancho la correa tanto antes como durante un tema, o las veces que las guitarras se cayeron y se metieron un buen golpe, todo auténtico, puro, sin engaños que cómo el dijo en más de una ocasión esto es blues, esto es una noche de blues. Estamos totalmente de acuerdo Eric.

Eric Sardinas en concierto

Como resumen a esta extensa crónica, más escrita con emoción, sentimiento y corazón que con una buena manera de redactar, lo siento mucho pero yo me llevo por la música no por las palabras, decir que disfrutamos con un espectacular y único guitarrista de los que dejan huella, de una noche de auténtico y más puro blues, tanto acústico como eléctrico así como de los sonidos más salvajes, acelerados y a todo ritmo con nombre de R&B y Rock&Roll. Un Eric Sardinas que no podremos dejar de aconsejaros a todos vosotros con total sinceridad y buena intención, un artista de los que merecen la pena ver en directo aunque no le hayas escuchado en tu vida, no os lo penséis… y sino ya nos contaréis.

Sólo añadir que me perdone el señor Sardinas por los flasazos que le dimos desde primera fila justo en su jeta para sacar estas fotos para que las veáis todos, aunque entre el sombrero, tanto rizo y que el mayor parte del tiempo se lo pasa con los ojos cerrados como metido en su “mundo blues”, en su interpretación, tampoco creo que tuviese mucho problema.

Galería de imágenes del concierto de Eric Sardinas en Madrid.

abril 19, 2008 · Posted in Crónicas de conciertos  
    

Comments

3 Responses to “Crónica del concierto de Eric Sardinas en Madrid, noche del más auntentico Blues y Rock&Roll”

  1. […] de empezar, El Rincón del Rock ofrece una crónica mucho más completa que ésta, acompañada de un par de vídeos y varias fotos, por si alguien […]

  2. Fernando Checa on abril 22nd, 2008 7:34 pm

    Hola!

    He usado unas fotos tuyas para una crónica de éste concierto que hemos publicado en nuestra web. He puesto de donde están cogidas, pero si no quieres que aparezcan, o bien prefieres que la referencia sea otra, por favor dímelo.

    Espero que no te moleste.

    Abrazos

  3. daniela on abril 24th, 2008 7:01 pm

    hola!
    acabo de leer tu cronica del concierto de eric y debo decirte que estoy impresionada de tu presicion y sentido comun!,yo estaba alli(quizas me recuerdes ya que estaba de las primeras y arrastrando una maleta…ese fue uno de los peores dias de mi vida…)
    coincido contigo en todo…veo que incluso tambien en la emocion que nos genero en concierto…un gusto conocerte!