Del Blues al Rock, del Rock a…

muddy Waters

Como dijo Johnny Winter, ese fantástico guitarrista, uno de los pioneros del blues eléctrico y del rock a finales de los años sesenta, “el blues tuvo un hijo y le llamaron rock´n roll”.

Y es que en efecto podemos considerar al blues como el origen, el padre, la base, no sólo del rock más clásico, sino de gran parte de la música moderna que escuchamos hoy en día, desde el rock hasta el heavy metal pasando por un sinfín de estilos y creaciones musicales. Estilo que evolucionó de gran manera y se abrió a todo el mundo con aquellos pioneros del blues eléctrico, desafiando a los más puristas del género, se atrevieron a electrificar con amplificadores y guitarras eléctricas el canto desgarrado de la población negra y más desfavorecida de América y su mensaje, sin darse cuenta estaban estableciendo los pilares de lo que sería la música que entendemos ahora.

Artistas como Muddy Waters, John Lee hooker, B.B. King, Albert King o Howlin Wolf, añadieron a la fuerza y sentimiento interpretativo del blues tradicional la fuerza de la guitarra eléctrica. Tachados de traidores a los orígenes y pureza del blues, estaban dando forma a un sonido penetrante, denso, o cortante en ocasiones o desgarrado en otras más sentimiento si cabe y que serviría como directa inspiración para otra nueva generación de músicos que darían otro gran paso en la formación de la música, hablamos de artistas de la talla de Eric Clapton, Jimmy Page, Jeff Beck que incluso serían pilares a su vez, de los venideros estilos como el heavy metal por ejemplo, dando por descontado otros tantos.

bb king

Pero profundizando en los origenes del blues, decir que el blues no sólo es entendido como música, sino que es puro sentimiento, requiere de ese feeling que hace que un artista y un tío que de verdad lo tenga metido haga que tu lo sientas, pero a su vez desde sus orígenes es protesta, crítica social a la discriminación de los negros en aquella época, un espíritu de lucha y o de lamento a la vez, o de rebeldía en otras ocasiones. Ese mismo espíritu tanto en las letras de las canciones como en la actitud heredarían el rock o heavy metal en su desarrollo hasta nuestros días.

Musicalmente hablando, cuando la herencia del blues puro hecho por los músicos negros pasó a ser desarrollada y protagonizada por músicos blancos, es cuando, en líneas generales y que nos perdone el señor Chuck Berry, y bueno, unos pocos artistas negros más, es cuando nació la música rock y se abrió un amplio abanico de posibilidades musicales. Quizás exageremos o quizás no, pero si fue uno de los hechos más importantes dentro de este desarrollo y evolución del blues, un hecho que hizo que el blues y ese sentimiento de lucha no quedase sólo en manos de la población negra, dueños y creadores sin saberlo de este estilo.

Así pues, mas tarde, el heavy metal y otros estilos empiezan a definirse cuando rompen, o reinventan algunas de las reglas del rock, que a su vez hizo lo propio del blues, y es que antes de romper las reglas, primero hay que conocerlas, conocer por donde te andas, lo que puedes, podrás porque si no las conoces, ¿que coño vas a romper? Si no sabes si las hay o no, o como son. Este cuento se lo podrían aplicar muchos que van de listillos por el mundo de la música, ¿no creéis? En cualquier caso el músico tomo consciencia de toda la creatividad potencial que podía sacarle al blues, o añadirle al blues, en cuanto a intensidad en general, agresividad, potencia sonora, así como un sinfín de sonidos nuevos, al igual que el blues eléctrico hizo con el blues tradicional en diferentes eslabones eso sí.

Para los primeros grupos de rock como Los Rolling, The Who o Kinks por poner sólo algún ejemplo, el blues y el rock fueron la fuente de nuevas fuerzas y el medio de escapar a un entorno musical totalmente descontento con la realidad para una nueva generación con nuevas miras, aspecto que dura hasta nuestros días. Los temas de los que hablaba el blues hicieron que muy pronto los jóvenes y no tan jóvenes y en definitiva esta nueva generación se sintiese muy identificada con el blues y las ganas de libertad en su contexto y de romper con reglas para conseguir y expresar sus deseos.

Desde el punto de vista histórico-político cabe destacar otro hecho importante y es que en los años 60 el rock, coincidió con un momento de concienciación política, disconformidad social y psicológica entre la población más joven sobre todo con “ganas de cambiar el mundo”, circunstancias que propiciaron que se convirtiese en un vehículo de comunicación, no sólo de protesta, que también, pero no confundamos los términos, ideal como ninguna otra música lo había sido antes, con una gran fuerza.

Al ponerse en tela de juicio algunos de los valores de la sociedad, en muchos casos esos falsos valores de la sociedad es cuando se crearía toda una verdadera contracultura y fenómeno social, hecho que marcaría gran parte de nuestra historia así como todo el desarrollo que le quedaría por llegar al rock, ¿o al blues?.

Continuará…. 😀

mayo 6, 2008 · Posted in Artículos  
    

Comments

Comments are closed.