Crónica del concierto Junkyard el 20 de mayo de 2008 en la Sala El Sol de Madrid. Hard Rock y Blues de 100 kilos.

Crónica del concierto Junkyard el 20 de mayo de 2008 en la Sala El Sol de Madrid

Mucho tiempo llevábamos esperando los seguidores españoles el regreso de Junkyard, tras su histórica actuación en el festival Serie Z del 2003. Uno de esos reencuentros tuvo lugar en la mítica sala El Sol de Madrid, donde comenzaron puntuales los trallazos musicales de estos rockeros incombustibles que salieron a escena bastante fríos, en comparación con como acabaría el show.

Apenas bastaron tres canciones, Life Sentence, Hot Rod y Long Way Home para que David Roach (vocalista) y los suyos entrasen en calor y ya no bajasen la intensidad del concierto ni un ápice.

Fue a partir de entonces cuando se empezó a forjar ese estado mágico de los conciertos en que la banda y el público se dedican simplemente a disfrutar del momento y pasárselo bien. Con Junkyard al 100 x 100 y con el público entregado los clásicos de la banda marcaban la batuta: Blooze, Black, All The Time In The World, Nowhere…repasó tema tras tema a su injustamente escasa discografía. Y es que con Junkyard se cumple uno de ésos injustos casos que hay a veces en el rock, que un grupo con una fuerza y talento tremendo como ellos no encontró casi nunca el reconocimiento que se merecen.

Olvidando las penurias del pasado, Junkyard continuaba haciendo de las suyas en El Sol. Pat Muzingo era un motor perfectamente engrasado a la batería, ayudado por el fino Tood Muscat al bajo. El carácter animal, el rock pesado y el blues recio y bien hecho lo llevaban Tim Mosher y el enorme (en todos los sentidos) Chris Gates a las guitarras. Y capitaneando el escenario un jovenzuelo tullido que no paraba quieto y que se lo estaba pasando de lo lindo, llamado David Roach. Por cierto que en uno de sus juegos en el escenario se partió la ceja izquierda pero ello no impidió en absoluto parar la maquinaria Junkyard.

Hacia el final del concierto, más temas incunables como Shot In The Dark, Texas o el coreado Simple Man. Con Hands Off y el increíble Lost In The City hicieron la primera de sus despedidas. La gente quería más y más concreto ya que Misery uno de sus ‘hits’ fue solicitado durante todo el concierto. Dicho y hecho, la banda regresó al escenario e hizo partícipe a la sala de una de sus piezas más recordadas. Para echar más leña al fuego que mejor de descolgarse con una versión del Tush de ZZ Top. El público enloquecía, no quería irse a casa aún. Hubo otro bis con Hollywood y sumado a éste nada menos que el Whole Lotta Rosie de AC/DC. Increíble. Fue señal inequívoca de cómo disfrutaron banda y público a partes iguales. Parecía imposible pero hubo tiempo para un tercer bis con otro clásico del rock, Sonic Reducer.

Fue en ese momento cuando muchos ya reconocíamos a los Junkyard de aquel Serie Z de hace 5 años. Nadie con el gusto por el rock n roll recio y de carácter, nadie fan del blues más pesado y las canciones bien hechas, nadie duda que el tiempo y la suerte maltrató en exceso a ésta banda (No llegan a los cinco álbumes en casi 20 años de carrera¡!). Afortunadamente, desde hace tiempo, y gracias al empeño personal del grupo y a la fidelidad de muchos de sus seguidores viven ahora una segunda ¿o tercera? juventud.

No tengas duda, si te gusta el rock, ellos merecen tus aplausos y tú una banda como ésta. Long life.

Por Luis Beamud

Reportaje fotográfico completo del concierto de Junkyard el 20 de mayo de 2008 en la Sala El Sol de Madrid por Laura González aquí.

junio 2, 2008 · Posted in Crónicas de conciertos  
    

Comments

One Response to “Crónica del concierto Junkyard el 20 de mayo de 2008 en la Sala El Sol de Madrid. Hard Rock y Blues de 100 kilos.”

  1. santi_garzas on junio 3rd, 2008 1:13 pm

    Esos JUNKYARD buenos