Crónica del concierto de Smoking Stones en “Barcelona Harley days 2008”

Barcelona Harley days 2008

 “A los 15 años tuve un sueño… cantar con los Stones… en su escenario… con ellos…
el tiempo ha pasado… los sueños se acaban… tengo mi propia banda de Stones… tocamos todas sus canciones…y parece que los sueños se hacen realidad; le he dado la mano a Bill Wyman, los Stones me han dado permiso para adaptar a nuestro idioma temas suyos, les hemos enviado grabaciones…y aun sigo teniendo un sueño ….. tal vez se haga realidad”

Sergio Ortiz. (Cantante de Smoking Stones)

Una vez más mi camino se ha cruzado con los Smoking Stones, una de las mejores bandas tributo de los Rolling Stones. Tras descubrirlos por casualidad, hace ya unos añitos, en un concierto ofrecido en el Centro Comercial Glòries, fue tal la fascinación que en mí provocó esta formación barcelonesa, que verlos me hace sentir como si estuviera en un concierto de los verdaderos Rolling Stones.

Para mí, como para muchos, los Stones son una de esas bandas imprescindibles cuyas canciones, a pesar de no ser exactamente de “mi época”, han tejido con sus melodías el entramado de la tela que forma la banda sonora de mi vida. Y, muy a mi pesar, todavía soy parte de esos fans que aún no han presenciado un espectáculo en vivo de sus satánicas majestades.

Esta es la tercera vez que asisto a un directo de los Smoking, y como siempre, el buen sabor de boca que dejan sus actuaciones, hacen que poco más de una hora de concierto te sepa a poco, y al llegar a casa, sientes la imperiosa necesidad de volver a escuchar una y otra vez los temas de los Stones, maravillándote de nuevo de lo bien que suenan los Smoking, de lo parecida que es la voz de Sergio a la de Mick y finalmente, terminas en su myspace, agenda en mano, buscando un hueco para asistir al próximo….Quizás la Garriga estaría bien…o voy al de Mataró?..mmnn….

Así que mientras en mi equipo suena “Under my Thumb” paso a resumir lo que fue la actuación, que no podía estar ambientada en un marco más adecuado: el “Barcelona Harley Days”, el 105 aniversario de la legendaria marca de Milwaukee. Parece que por alguna extraña razón, la vida de un motero está inevitablemente vinculada al rock, y ¿Quién mejor que los Smoking Stones para amenizar un evento motero de estas características?

Smoking Stones, la mejor banda tributo a sus Satánicas majestades.

Mientras aparcamos la moto (no, no es una Harley, snif…) resuena a lo lejos el solo de piano de “She´s a Rainbow”, que nos avisa que ya ha empezado el concierto, que se convierte en un magnífico repaso por algunos de los mejores temas de los británicos.

Más de 40 años de música resumidos en algo más de una hora de actuación marcada por el innegable talento de los Smoking Stones, que destilan puro rock sobre el escenario y que desde el más absoluto de los respetos transforman su espectáculo en un vibrante homenaje a la carrera de sus ídolos.

La banda se metió al público en el bolsillo desde el primer momento, tanto por su fuerza y entrega en el escenario, como por la simpatía de Sergio, que entre canción y canción, nos presentaba a los miembros del grupo y nos animaba a colaborar para los coros del estribillo de “You Can´t Always Get what you want” o acompañarle en el mítico “Uhh uhh..” de “Symphathy for the Devil”.

Sin duda, hay que felicitar a la organización del evento, destacando especialmente la calidad del sonido, que durante toda la actuación, nos permitió apreciar con nitidez hasta el detalle más insignificante.

Una tras otra, a lo largo de la noche, se suceden melodías inolvidables, que nos trasportan a los 60 y 70, de la mano de temazos como “Get Off my Cloud”, “Honky Tonk Women”, “Under my Thumb”o “Brown Sugar”, y las más aclamadas, sin duda fueron “Jumpin´Jack Flash” y “Satisfaction”, con la que terminaron los bises.

Finalmente, la banda aparece en el escenario para despedirse con una gran ovación, el público se va retirando, con la música aún resonando en la cabeza…..en ese momento, observo la gente a mi alrededor que se dirigen a disfrutar del resto de la fiesta, cargados con sus cascos, mucho cuero, tatuajes, botas de piel, en definitiva, moteros, algunos jóvenes y otros no tanto….…y al mirar sus rostros, no me sorprende descubrir que algunos aún tararean….I can´t get nooo…satisfaction…!

julio 13, 2008 · Posted in Crónicas de conciertos  
    

Comments

Comments are closed.