Crónica concierto Gary Moore, Festival Guitarra Madrid 2009, Palacio de los deportes de Madrid 20/06/2009

gary-moore

Dada la expectación días antes en los comentarios dejados en esta web de que si “voy al concierto de Gary Moore o no voy”, “que si merecerá la pena pagar 40 pabazos de concierto”… la respuesta o el consejo, mejor dicho, de los que ya habíamos disfrutado del músico de Belfast en otras ocasiones era un “sí rotundo”, un “sí vete, que no te arrepentirás”, todos coincidíamos en los mismo. A pocas horas del concierto de anoche en el Palacio de los Deportes de Madrid, por cierto poco lleno (los que al final decidieron no ir, se perdieron algo grande) ¿alguien que estuviese, que se arrepintiese o que no le mereció la pena ver lo que allí vimos?

Decía algo grande porque este tío lo es, a mi parecer una de esas personas que lo dan todo en su música, que se expresan con ella, que no todos lo logran aunque quieran, y que se embelesan dejándose llevar hasta momentos que pudieran parecer quizás en ocasiones que están “demás” como así sucedió en (iba a decir algunos) muchos de los temas que interpretó.

Aquí teníamos a esta leyenda viva y uno de los puntos referentes de la guitarra, representándola como no podía ser menos en esta Primera Edición del Festival Guitarra Madrid 2009, interesantísima iniciativa, de la que ya os hemos hablado en entradas anteriores y que durante estos meses nos ofrecerá lo mejor relacionado con la guitarra en todas sus facetas y estilos, presentando su nuevo disco “Bad For You Baby” como ya en Pamplona, Santiago, Salamanca, Barakaldo, Granada y Valencia, en un escenario sencillo pero elegante, sobrio, con luces tenues, con telones negros y tiras de tela hasta el suelo también negras, propicio por cierto a fotos muy bonitas.

Acompañado de Vic Martin a los teclados, Pete Rees al bajo y Bass Sam Kelly a la batería manteniendose al margen del pifostio que montaría el irlandés, el escenario prácticamente se centraba en el protagonismo del señor Gary Moore, como en anteriores ocasiones. De tal guisa ofrecieron unas dos horas de concierto en la que hubo un especial hincapié como era de esperar, en los temas del nuevo disco como fueron la que da título al disco “Bad For You Baby”, “Down The Line”,  la animada “Mojo Boogie” o “I Love You More Than You’ll Ever Know” en la que hubo un juego de armónicos y volumen de la guitarra sólo apto para maestros, ya en el ecuador del concierto.

Ni que decir tiene que sus nuevos temas fueron acompañados y alternados además de por algunos temas del disco anterior “Close As You Get” como “Have You Heard” (de “Thirty Days” no estoy seguro), por sus grandes clásicos, o grandes clásicos del blues, como “Oh Pretty Woman”, “Since I Met You Baby” con un solo de “aúpa”, de idas y venidas, a veces sin saber el fin aunque conociendo el medio de un sinfín de recursos y clichés pentatónicos, un clásico del blues como es “All Your Love” Too Tired” y “Walking By Myself” para terminar lo que fue el groso del concierto.

Volvieron como esperábamos con “The Blues Is Alright” y la participación de un público, algo frío en mi opinión, que en otras ocasiones hemos visto mucho más participativo en este tema respondiendo al señor Gary Moore al completo “ey ey The Blues Is Alright”. Acabado este tema, que siempre nos hará disfrutar un montón , se volvieron a meter, para salir y ofrecernos lo que serían los últimos momentos de la noche.

intro pieza clásica-flamenca + Gary Moore Madrid 20 Mayo 2009 Parisienne Walkways

Pieza clásica-flamenca, para vacile con el público español que le responde siempre con vítores y aplausos, (por cierto todavía no hemos encontrado a nadie que sepa cual es o si se lo inventa él, por favor si alguien lo sabe que lo diga pues somos muchos los que estamos con la duda), para empezar, como no podía ser menos y también era de prever, “Parisienne Walkways” y poner el colofón a una noche, que aunque, echaramos de menos algún tema como “Still Got The Blues” o se agradeciese alguna que no suele tocar al menos últimamente en directo sirva como ejemplo “The Loner”, siempre merecerá la pena, por si les sirve a los que se pensaron el asistir o no asistir.

mayo 21, 2009 · Posted in Conciertos, Crónicas de conciertos, Festivales, Guitarristas  
    

Comments

8 Responses to “Crónica concierto Gary Moore, Festival Guitarra Madrid 2009, Palacio de los deportes de Madrid 20/06/2009”

  1. Juan on mayo 21st, 2009 2:21 pm

    Hola.

    También estuve allí y tengo una versión un poco más fría y menos apasionada que la tuya.
    Me pareció un buen concierto, se me hizo incluso corto, pero sí que es cierto que, a pesar que me gusta mucho este hombre (y con la ilusión de que tocara algo de Thin Lizzy, como Don’t believe a word, Still in love with you), no me acaban de gustar esos solos interminables que hace en el escenario. Me da la sensación que en los discos están más controlados y hace su música menos barroca.

    Cierto que el público estuvo bastante frío, pero el tipo de música de este hombre no es de los que haga bailar a la masa.

    PD: te recomiendo Anthony Gomes, que en directo es un tío muy muy divertido.

  2. daniela on mayo 21st, 2009 3:09 pm

    Hola Alex!
    Nosotros vamos hoy a verlo al Monstruo!!!…estados super emocionados!.Mañana les cuento!,dany.

  3. Alex on mayo 21st, 2009 3:10 pm

    Hola amigo, la verdad es que yo estuve viendolo en el festival de jazz de San Javier el año pasado y me moló muchísimo más, no se iba tanto con los solos.

    Ayer parecía que había momentos que no tenía fin repitiendo lo mismo, estoy de acuerdo en eso, por eso digo que en el tema Since I Met You Baby: “con un solo de “aúpa”, de idas y venidas, a veces sin saber el fin aunque conociendo el medio de un sinfín de recursos y clichés pentatónicos”, pues eso que se lió pero bien con muchos recursos y clichés pero a mi gusto se fue de madre…

    Por otra parte claro que me quedo embelesado viéndole hacer eso… pero entiendo que mucha gente esté de acuerdo en que se lió de más y vuelta a lo mismo en muchas ocasiones en los solos.

    Gracias por la recomendación de Anthony Gomes, me voy a escuchar al tipo, ya te diré algo.

    Saludos

  4. Alex on mayo 21st, 2009 3:14 pm

    Dany, eso, mañana nos tienes que contar a ver que tal en Barna.

    Nos tenéis que dar noticias de la Demian Band a todos los amantes del blues por aquí, a ver que tal van la cosas.

    Ayer en el concierto hubo gente que me preguntó por vosotros.

    Abrazos

  5. Rogely.W on mayo 21st, 2009 7:05 pm

    Hola me he animado a escribir, para aclarar la duda sobre la pieza que denominas clásica-flamenca.
    No la inventa él,se trata de “Sevilla” de la Suite Española, op. 47 de Isaac Albeniz..
    Asistí al concierto de Valencia, estuvo genial, de categoría, he subido vídeos a youtube.

  6. Alex on mayo 21st, 2009 10:16 pm

    Que bueno Rogely.W, muchas gracias por la aportación de la pieza denominada por mí “clásica-flamenca” jejeje 😀

    Y respecto alos vídeos habrá que hecharlos un vistazo.

    Saludos amigo

  7. ricardo on mayo 24th, 2009 10:35 am

    Estuve en el concieto, me pareció un concierto correcto, no el mejor de él sin duda, pero es un genio.
    Gary siempre ha hecho solos muy largos, sobre todo en los bises, es más que nada para aburrir a la gente y se vaya yendo.
    Lo pude comprobar en DONINTONG en el año 85 y desde esa fecha le he visto varias veces y no ha cambiado.

  8. Frutasingular on mayo 28th, 2009 10:56 pm

    Yo ví a Gary Moore en Valencia. Estoy de acuerdo en que fue un buen concierto pero pienso que con la cantidad de canciones que tiene podría haber configurado una lista más festiva/bailable sin alargar blues a tempos lentísimos hasta los 10 minutos o ralentizar excesivamente All your love como hizo aquí. Lo de las birguerías, es evidente que Gary es un guitarrista increíble pero creo que debe integrar los solos en las canciones.

    Si queréis leer una reseña sobre el concierto en valencia, podéis entrar en http://www.alterzoom.org/index.php?option=com_content&task=blogsection&id=14&Itemid=68 donde encontrareis más articulos o en http://corrientedetransito.wordpress.com.
    Un saludo