TIM EASTON (23 MARZO 2012) – TEATRE XESC FORTEZA (MALLORCA)

El pasado viernes 23 de Marzo pudimos repetir la experiencia de volver a ver en directo a uno de los artistas menos reconocidos y más representativo de lo que podríamos llamar folk americano del siglo XXI.


Tim Easton acudió al Teatro Xesc Forteza de Palma de Mallorca en su tercera visita a la isla para presentarnos en concierto acústico y en solitario un buen repaso a sus temas.
La última visita tuvo lugar en la sala Cultura Club, de la que ya os informamos en su día (puedes leer la crónica aquí), y esta ha sido la ocasión perfecta para disfrutar de su buen hacer a las seis cuerdas y su voz a pelo.

En esta ocasión el comienzo fue un poco más complicado. Tim Easton, que estaba acompañado por Toni Montserrat, tuvieron que esperar a las consultas pertinentes para poder pasar al interior del teatro durante unos cuantos minutos.

A la hora de entrar nos encontramos con un grupo de personas a las cuales no las dejaban entrar por llegar 25 minutos tarde. El personal del teatro no disponía de los medios para imprimir la entrada, y aún teniendo impresa la justificación de compra no pudieron asistir al evento.

En nuestro caso, y habiendo avisado de antemano que llegaríamos unos minutos mas tarde, tuvimos que esperar a que finalizaran los teloneros, Misery Strings, para poder entrar. Eso si, con previa intervención de los miembros de la promotora, Pecan-Pie.

Así que por fin, conseguimos entrar al teatro por la puerta trasera, y tras una pasada por la cabina de sonido llegamos a las butacas para poder ver a Tim Easton a pie de escenario. Por cierto, irreconocible desde su última visita. Su aspecto ha cambiado totalmente: pelo corto, más canoso, y gafas de pasta negra que definen a un padre primerizo que enseña orgulloso el llanto de su hija a través del teléfono móvil al público.

La noche fue amena e íntima en un teatro que albergaba a más de 150 personas. Tim nos deleitó con sus canciones, llenas de historias y vivencias personales, de la mano de su guitarra acústica, una Gibson negra que lo acompaña desde el principio de los tiempos y en la que se nota el paso de los años por las magulladuras de su madera y que también fue víctima de la humedad de la isla ya que requería ser afinada entre tema y tema.

En la noche sonaron canciones tales como ‘Black Dog’, ‘Next to you’, ‘Goodbye Amsterdam’, ‘Beat the Band’, ‘Exploding Buildings’ o ‘Highway 62’ entre muchas otras, completando un repertorio de más de una hora donde también intercalaba su armónica y marcaban el tempo con su zapato. El final fue un auténtico “unplugged”, completamente desenchufado al borde del escenario aprovechando la acústica del teatro, ideal para rematar un buen espectáculo.

Crónica por Frankenstein

Fotos por Laura G. Guerra

abril 10, 2012 · Posted in Conciertos, Crónicas de conciertos  
    

Comments

Comments are closed.